FUNINTEC,UNSAM Sustentable

Ismael Perdomo sobre el futuro de la energía: “Debemos disminuir el consumo de gas y de petróleo”

En la apertura de la segunda edición del Programa, el especialista en planificación energética y miembro del Organismo Internacional de Energía Atómica brindó la conferencia “Matriz energética. Presentación a nivel global y regional”. Antes de su exposición, Alberto Pochettino, presidente de la Fundación Innovación y Tecnología (FUNINTEC), dio inicio al encuentro internacional que se extenderá hasta el 6 de octubre.

Por Gaspar Grieco | Fotos: Pablo Carrera Oser

Con la presencia de docentes, alumnos y especialistas internacionales, el presidente de la Fundación Innovación y Tecnología de la UNSAM (FUNINTEC), Alberto Pochettino, dio la bienvenida al Programa Futuros Energía y señaló los objetivos del evento: “Queremos que sea un espacio que incentive el debate sobre las distintas visiones del futuro, un vehículo de formación académica para los jóvenes y un puente de comunicación entre la comunidad científico-tecnológica y la sociedad”.

En esta línea, Pochettino manifestó su preocupación en torno al desarrollo de armas nucleares y a los futuros problemas globales relacionados con la falta de energía, la producción de alimentos y el calentamiento global, entre otros temas. “Estamos en un momento de alto compromiso en relación con el futuro de la vida en la Tierra. Tenemos que ayudar a nuestros jóvenes, futuros decisores, a que entiendan que estos problemas son muy serios”, advirtió.

p1010760

Luego, el especialista en planificación energética y miembro del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) Ismael Concha Perdomo brindó la conferencia “Matriz energética. Presentación a nivel global y regional”, en la que aportó datos certeros acerca de la distribución y el consumo energético en el ámbito mundial.

El físico colombiano explicó que la OIEA persigue el “desarrollo mundial de la energía nuclear con fines pacíficos” y, para ello, cuenta con tres áreas de interés: la salvaguarda y verificación de la energía nuclear; la protección y seguridad nuclear; y la tecnología nuclear en aplicaciones para la vida cotidiana. “Somos los inspectores nucleares del mundo. Elaboramos las estrategias nacionales para que se cumplan las metas en lo social, lo económico y lo ambiental mediante el desarrollo de políticas energéticas para optimizar la matriz”, destacó.

Asimismo, Concha Perdomo brindó datos acerca de la matriz energética global: “Según los datos suministrados por la Agencia Internacional de Energía (IEA), existen 1300 millones de personas sin acceso a la energía, 1000 millones sin acceso a instituciones sanitarias adecuadas y 2,6 millones que solo acceden a la energía por medio de biomasa. El problema del acceso a la energía es muy delicado porque estamos hablando de miles de millones de personas excluidas por una inequidad violenta. Entonces, tenemos que empezar a hablar de un desarrollo energético sostenible, para lo que es fundamental una adecuada planificación”.

p1010782

En cuanto a los niveles de consumo energético en el mundo, el físico estableció dos regiones: una conformada por los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) —integrada por 35 países ricos junto con Chile y México— y otra que incluye a todos los demás. Según los últimos registros internacionales, el 100 % de la población de los estados miembros de la OECD tiene acceso a la electricidad, mientras que, en América Latina, el acceso es del 95 % y, en África, solo del 43 %.

Con respecto al deterioro del medioambiente, el especialista fue claro: “El 80 % de la energía que se produce en el mundo proviene de combustibles fósiles, que producen dióxido de carbono y son el principal causante del cambio climático. El problema más grande surge del consumo del transporte autónomo (autos, motos, colectivos, etc.), que genera cada vez más contaminación y hace inimaginable una descarbonización del mundo, dado que las tasas de la población siguen creciendo”.

Al cierre, Concha Perdomo propuso apuntar a una disminución del consumo de petróleo y de gas para el 2040 mediante políticas que incentiven el uso de la energía nuclear y las energías renovables. “Dudo mucho que podamos llegar a un escenario ideal si no cambiamos la matriz energética en el mundo”, concluyó.

p1010790

Nota actualizada el 3 octubre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *