Honoris Causa

Roberto Lavagna: “Esta distinción emana de la calidad, el prestigio y el trabajo cotidiano de la UNSAM”

Galería

El exministro de Economía fue reconocido con el título de doctor Honoris Causa de la UNSAM por su destacada influencia en la política económica argentina, sus propuestas para pensar una nueva arquitectura de los organismos internacionales y sus acciones innovadoras en los procesos de restructuración de la deuda externa.

Por Alejandro Zamponi | Fotos: Pablo Carrera Oser

“El título de doctor Honoris Causa es el máximo título que una universidad puede dar. En esta ocasión, se lo otorgamos a Roberto Lavagna como un acto de agradecimiento por su participación en la transformación y salida del país de uno de sus momentos más duros. También se lo entregamos como un señalamiento de los valores que creemos sustanciales no solo para nuestra comunidad, sino para la sociedad toda”, aseguró el rector Carlos Ruta ante el auditorio del Teatro Tornavía, donde se encontraban los expresidentes Eduardo Duhalde y Eduardo Camaño, el senador nacional Juan Manuel Abal Medina, el diputado nacional Marco Lavagna, el diputado provincial Rubén Eslaiman, el diputado del PARLASUR y director del CIEP Jorge Taiana, y el líder del Frente Renovador Sergio Massa, además de autoridades, investigadores, docentes y miembros de la comunidad.

“El malestar que recorre el mundo exige que nos preguntemos cómo va a ser disipado. La única forma es por la llegada de formas de vida más dignas. La misión de la economía es colaborar con el despliegue de la potencialidad de la vida y su transformación”, aseguró Ruta, quien luego citó los conceptos de prudencia y ética de Aristóteles en relación con la actualidad del país. “Hay que saber ponderar lo que en cada momento es mejor, pero además necesitamos proponerle a nuestra sociedad utopía. Este país se construyó porque había un sueño”, reflexionó el rector adelantándose a la temática a la que luego se referiría Lavagna.

A su vez, el economista Daniel Heymman, a cargo de la laudatio, destacó que Lavagna supo combinar “una acción pública notabilísima con una vida intelectual netamente académica” y lo comparó con figuras de la talla de Aldo Ferrer, Adolfo Canitrot y Juan Sourrouille. “Lavagna se emparenta con este linaje de economistas argentinos polifacéticos que supieron reunir la práctica de una política económica con un sentido de contribución a la sociedad mediante un trabajo analítico nutrido de aportes generales de la literatura internacional y de particularidades significativas de la economía en cuestión”, aseguró.

El especialista en macroeconomía y director del Instituto Interdisciplinario de Economía Política de Buenos Aires (IIEP–BAIRES) repasó la trayectoria del homenajeado y su experiencia como ministro de Economía de la Nación y estimó: “Al principio, Lavagna maniobró con éxito la normalización de la operación bancaria y monetaria desarmando el corralito/corralón y con el rescate de las cuasi monedas. En perspectiva, parece una cosa obvia, pero en su momento no lo fue. Se requería temple para aplicarlas, no solo conocimiento”.

Luego de recibir el título y el distintivo de la UNSAM, Lavagna expresó: “El valor de esta distinción emana de la calidad, el prestigio y el trabajo cotidiano de la UNSAM. Además, es especial porque se trata de la distinción de una universidad que está implantada en lo que alguna vez fue ‘la capital de la industria’”. Luego, el economista ofreció la conferencia “Ignorar el pasado es ignorar el futuro (unas pocas cuestiones económicas)”.

Su presentación, disponible haciendo clic aquí, se estructuró con las siguientes premisas:

  1. No se construye futuro en base a utopías retrospectivas.
  2. El pesimismo autodestructivo no ayuda a construir futuro.
  3. Impulsar el crecimiento implica no errar sobre las variables que lo movilizan.
  4. Los salarios, el empleo y el tipo de cambio real condicionan el crecimiento.
  5. El ajuste fiscal depende del crecimiento y no a la inversa.
  6. Inversiones financieras no equivalen a inversiones fijas.
  7. Hay que atender el vínculo entre la economía y las instituciones.
Asistieron a la ceremonia el vicerrector de la UNSAM, Daniel Di Gregorio, y las autoridades electas para el próximo período 2018-2022, Carlos Greco y Alberto Carlos Frasch –decanos de la Escuela de Humanidades y del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas, respectivamente–. El acto también contó con la presencia de Marcelo Paz, decano de la Escuela Economía y Negocios; Francisco Parisi, decano de la Escuela de Ciencia y Tecnología; Ana María Monti, decana del Instituto Sabato; Livio Gratton, decano del Instituto Colomb; Carlos Almeida, decano del Instituto de Artes Mauricio Kagel; José Barbero, decano del Instituto de Transporte; y Joaquín Valdés, decano del Instituto de Calidad Industrial. Asimismo, estuvieron presentes Daniel Lupi y Guillermo Venturuzzi, presidente y vicepresidente de la Fundación Argentina de Nanotecnología respectivamente.

, , , , , , , ,

Nota actualizada el 14 septiembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *