cintiabelencontreras

Instituto de Nanosistemas

Beca Fulbright para una becaria UNSAM

La doctora en Ciencias Químicas Cintia Belén Contreras fue reconocida con la prestigiosa beca Fulbright, que otorgan la Embajada de los Estados Unidos y el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación. En junio de este año, se incorporará a un prestigioso equipo de investigación de la Universidad de Cornell (Ithaca, Estados Unidos), donde perfeccionará su conocimiento en el desarrollo de polímeros avanzados.

Por Virginia Zubieta

Cintia Belén Contreras, becaria posdoctoral del INS en el marco de una colaboración con el grupo liderado por Omar Azzaroni en el INIFTA, cuenta cómo es el proyecto que le propuso al profesor Ulrich Wiesner (Universidad Cornell) y que le valió una beca Fulbright.

Doctora y licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad Nacional de Córdoba, Contreras se especializó en el desarrollo de polímeros responsivos de uso en la liberación controlada de drogas. Se trata de un campo de investigación interdisciplinario que se nutre de la química orgánica e inorgánica, la física de la materia blanda y la físicoquímica de superficies, entre otras disciplinas. La joven investigadora contribuye a ese campo en el marco de las colaboraciones entre el INS y el grupo dirigido por Omar Azzaroni (INIFTA-CONICET). Sus actividades también forman parte de una red de colaboración entre el INS, el INIFTA y grupos de la Universidad de Gotinga (Alemania).

En 2016, y luego de participar en varios intercambios internacionales, Contreras se animó a postularese a la beca que siempre había soñado. Tras presentarle su plan de trabajo “Nanomateriales híbridos de respuesta dual a estímulos a partir de sílice mesoporosa y polímeros para sistemas de liberación controlada de fármacos” al doctor Ulrich Wiesner —responsable del Departamento de Ciencia de Materiales e Ingeniería de la Universidad Cornell— obtuvo una invitación para una estadía corta de investigación en Nueva York. Con el apoyo de los doctores Wiesner y Azzaroni, y del decano del INS, Galo Soler Illia, presentó entonces su solicitud para la beca Fulbright.

“Es una excelente noticia para el INS que los temas que desarrollamos en colaboración con otros grupos del país tengan resonancia internacional. Esto permite crear redes de colaboración científica en temas de punta que sirven para abrir nuestro horizonte y para formar de manera más completa a nuestros investigadores. Esta es una gran oportunidad para que Cintia pueda perfeccionarse y establecer nuevos vínculos con colegas extranjeros, en nuevas líneas de investigación y desarrollo. Por eso la alentamos desde el principio y celebramos que exista este programa, que permite que una joven investigadora argentina pueda formarse también en el exterior”, expresó Soler Illia.

En junio, Contreras comenzará su estadía de tres meses en Estados Unidos.

¿De qué se trata el proyecto que piensa desarrollar en la Universidad Cornell?

En el INS trabajamos con nanopartículas porosas. Me interesa modificar la superficie de esos materiales con determinados grupos químicos que permitan que los fármacos que incorporamos se liberen en los lugares en donde tienen que actuar. Podemos modificar las nanopartículas con un polímero que responda a un estímulo externo como la temperatura, por ejemplo, que modifica la forma del polímero que está en la superficie y con eso posibilita la liberación del fármaco atrapado. Lo que tiene el grupo del doctor Wiesner es que logra ese tipo de respuestas sólo con la nanopartícula. Han desarrollado un método para sintetizar partículas nanoporosas que cambian de forma al ser expuestas al vapor del agua. En lugar de ser esféricas, pasan a ser una estrella de seis puntas. Hay un cambio de forma propiamente dicho, sin polímero. Mi propuesta fue combinar esas partículas que modifican su forma con el polímero arriba y evaluar la respuesta dual del material. En Cornell desarrollaron el grupo de los “cornell dots” —nanopartículas de sílice de 8 nanómetros de diámetro funcionalizadas con polímeros, sondas fluorescentes y un fármaco—, que podrá utilizarse para el tratamiento del cáncer. Si bien el producto está en testeos de fase 1, supone un gran aporte a la comunidad científica.

¿Cómo va a contribuir esta experiencia a su trabajo en el INS?

Si bien en el INS podemos diseñar diferentes nanopartículas usando métodos de síntesis química denominados “sol-gel”, hasta el momento no hemos desarrollado nanopartículas capaces de cambiar su forma ante un estímulo. Mi idea es aprender esta metodología e incorporarla a la UNSAM. Me gustaría que, de esa manera, mis compañeros puedan aprender también esta nueva metodología de síntesis. Además, para generar este vínculo entre ambos grupos de investigación, la idea es poder sintetizar los materiales allá, traerlos a la Argentina y continuar con el trabajo. Es una gran oportunidad; un sueño que comienza a hacerse realidad.

, , , , , , , , , , , ,

Nota actualizada el 8 febrero, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *