OLYMPUS DIGITAL CAMERA

#OrgulloUNSAM,Instituto de Investigaciones Biotecnológicas

El Instituto Balseiro premió un proyecto del IIB-INTECH

El proyecto “Método rápido para diagnóstico del virus Zika” —desarrollado por los investigadores Juan Polledo, Alejandro Cassola y Daniela Castillo, e incubado en la Oficina de Bioemprendedores y Transferencia Biotecnológica del IIB-INTECH— obtuvo dos menciones especiales en la competencia IB50K 2016 del Instituto Balseiro.

El IB50K es un concurso de planes de negocio con base tecnológica organizado por el Instituto Balseiro, entidad que depende de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo. El objetivo del certamen es promover la capacidad emprendedora de estudiantes y jóvenes profesionales de las universidades argentinas, fomentar la creación de empresas de innovación tecnológica e impulsar el desarrollo tecnológico-industrial del país.

El proyecto desarrollado por los bioemprendedores de la UNSAM Juan Polledo, Alejandro Cassola y Daniela Castillo fue distinguido en la categoría Idea-Proyecto y obtuvo dos menciones especiales como Mejor Proyecto Originado en una Demanda de la Sociedad: un premio de 5000 dólares, financiado por el CONICET, y un premio especial en biotecnología de 3500 dólares, otorgado por el INTA.

El dispositivo desarrollado en los laboratorios del IIB-INTECH permite detectar el virus del Zika en la sangre de una forma sencilla, rápida y económica. Funciona como un tradicional test de embarazo, con una tira reactiva que detecta moléculas virales en la sangre de pacientes posiblemente infectados. Cuando el resultado es positivo, el dispositivo emite una señal colorimétrica, es decir, tiñe la cinta con una doble banda de color azul.

Al respecto, Juan Polledo destacó que con este desarrollo “se logra una detección en cuestión de minutos” y agregó: “La innovación principal es que el sistema de detención es altamente específico. Los sistemas de diagnóstico convencionales no diferencian con tanta eficacia al zika de los otros virus parecidos, como el dengue y la fiebre amarilla”.

El zika es una enfermedad causada por un virus transmitido por la picadura del mosquito Aedes aegypti, el mismo que transmite los virus dengue y chikunguña. En Latinoamérica se han reportado casos autóctonos en Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Surinam y Venezuela, mientras que en la Argentina hasta el momento se han reportado cuatro casos autóctonos en la provincia de Tucumán.

Cuando el virus afecta a mujeres embarazadas, puede causas malformaciones y microcefalia en el feto. En noviembre de este año se registró el primer caso de muerte por Zika en el país: una beba de diez días falleció luego de que el mosquito infectado picara a su madre en la semana 27 de gestación.

“Cuando hay una persona infectada con zika, es muy importante que haya una detección rápida para poder llevar a cabo medidas de aislamiento entomológico porque se vuelve un foco infeccioso: al ser picada por Aedes aegyptis no infectados, contagia el virus a esos mosquitos, que luego siguen picando”, alertó Polledo.

El equipo de investigación del IIB-INTECH se especializa en el desarrollo de anticuerpos monoclonales que identifican proteínas virales de zika, con los cuales se encuentran desarrollando el dispositivo.

Nota actualizada el 2 diciembre, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *