OLYMPUS DIGITAL CAMERA

#UNSAMInternacional,Honoris Causa,IDAES,Lectura Mundi

Carlo Ginzburg: “Estoy profundamente honrado por el reconocimiento de esta gran universidad”

Galería

Al cierre de la jornadas Encrucijadas del Saber Histórico, el reconocido historiador italiano recibió el título de doctor Honoris Causa de la UNSAM. Participaron del evento el rector Carlos Ruta y el profesor Nicolás Kwiatkowski, quien brindó la tradicional laudatio.

Por Gaspar Grieco | Fotos: Pablo Carrera Oser

“Este acto es un gesto hacia nuestra comunidad UNSAM. Nosotros queremos repetir la vida de nuestros modelos y poder generar tantos hijos como ellos generaron. Uno de estos modelos es el doctor Carlo Ginzburg”, dijo el rector Carlos Ruta al inicio del evento luego de agradecer la presencia del público que colmó el Teatro Tornavía.

Ruta destacó que la Universidad es “un estilo de vida” y remarcó que lo central para la UNSAM es la relación entre conocimiento y experiencia: “Necesitamos destacar a nuestros maestros y contar sus biografías para que nuestros estudiantes los conozcan y aprendan de ellos. Por eso, este gesto”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Más tarde, el historiador y profesor de la Escuela de Humanidades y el IDAES Nicolás Kwiatkowski brindó la tradicional laudatio. “Carlo Ginzburg es uno de los historiadores más originales del mundo, un académico que corre riesgos, exponente de la microhistoria, un intento de conocer lo macro desde lo micro”, explicó.

Luego, Kwiatkowski realizó un breve repaso de la carrera del homenajeado y expuso los temas centrales de sus libros, subrayando su importancia histórica: “Hacer que lo complejo parezca simple es una cualidad de los grandes maestros, Carlo Ginzburg es uno de ellos”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Entre brujas y paganos

Cuando Carlo Ginzburg subió al escenario una lluvia de aplausos resonó en el Teatro Tornavía. El historiador italiano, autor de célebres títulos como El queso y los gusanos y El hilo y las huellas, se siente cómodo en la UNSAM. “Estoy profundamente honrado por el reconocimiento que me otorga esta gran universidad”, destacó.

Luego, el historiador italiano brindó la lectio magistralis “Los benandanti: cincuenta años después”, a cincuenta años de la publicación de su primer libro, Los benandanti. Brujería y culto agrario entre los siglos XVI y XVII. El homenajeado recordó la investigación que llevó a cabo en ese momento y realizó un balance de su evolución.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“El impulso de reflexionar sobre el método histórico nació de investigar la realidad de las víctimas de la caza de brujas y no solo del análisis de los documentos oficiales de la iglesia católica”, explicó Ginzburg y aclaró que su investigación “fue una de las primeras en las que la antropología y la historia confluyeron, algo que luego fue muy fructífero”.

En su juventud, Ginzburg recorrió iglesias antiguas de Italia buscando documentos de procesos inquisitoriales e información sobre la cacería de brujas del medioevo y las historias de los benandanti, antiguos miembros de un culto campesino pagano-chamánico que luchaba contra las brujería para asegurarse una buena cosecha.

“En el archivo del episcopado encontré más de 50 procesos a benandanti y relatos en los que puede verse la cultura campesina. En cambio, la iglesia católica tenía un relato más oficial basado en la lucha por la fe. Esto podría llevar a elaborar una hipótesis general sobre la brujería como forma de lucha de clase”, sostuvo Ginzburg.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los benandanti habían sido poco estudiados antes de la publicación del primer libro de Ginzburg. Gracias a su traducción a varios idiomas, hoy la historia de este antiguo culto campesino “gira alrededor del mundo”, como afirma el investigador.

Al cierre de la ceremonia, Ruta le entregó a Carlo Guinzburg el diploma correspondiente al título de doctor Honoris Causa por sus aportes al campo de la historia de la cultura de la temprana modernidad europea y le colocó el distintivo de la UNSAM en la solapa del saco. Además, el investigador José Emilio Burucúa le obsequió un libro de viajes con tapa de cuero con las iniciales del historiador.

La ceremonia contó con el acompañamiento musical del dúo Mainette-Angeleri, con Pablo Mainette en bandoneón y Cesar Angeleri en guitarra, que interpretó los tangos “Mal de amores”, “El abrojito” y “A San Telmo”.

El evento concluyó con un brindis en la planta baja del Edificio Rectorado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *