diego-alberti-frontera

#OrgulloUNSAM,Instituto de Artes Mauricio Kagel

Un docente de la UNSAM ganó el 1.° Premio de la Bienal Kosice

Se trata de Diego Alberti, docente de Informática de la Licenciatura en Fotografía del Instituto de Artes Mauricio Kagel. Obtuvo el Primer Premio en la Bienal con la obra titulada “Capital Escarlata”. La muestra se inaugura el viernes 4 de noviembre en el Centro Cultural San Martín, en el marco del ciclo Noviembre Electrónico.

El viernes 4 de noviembre se inaugura la Cuarta Bienal Kosice Latinoamericana, cuyo premio mayor se lleva Diego Alberti, docente de la Licenciatura en Fotografía del Instituto de Artes Mauricio Kagel. La exhibición podrá visitarse hasta el 12 de noviembre en el Centro Cultural San Martín (Sarmiento 1551, CABA) en el marco del ciclo Noviembre Electrónico.

Inauguración: Viernes 4 de noviembre a las 19

Horarios de visita: Todos los días de 15 a 21

Cierre: Sábado 12 de noviembre a las 21

Sobre la obra

Capital Escarlata propone la construcción de una maqueta del sistema ferroviario de una pequeña ciudad del conurbano bonaerense, 1200 años en el futuro. Este sistema ferroviario está basado en luz. Los pasajeros son desmaterializados y transportados en forma de fotones que atraviesan las distancias de manera instantánea. La maqueta está construida a escala y sobre el plano actual de la localidad de Remedios de Escalada. Las técnicas empleadas para construir el modelo son variadas: mecanizado CNC, fabricación 3D, microelectrónica y leds (para modelar el comportamiento del ferrocarril), además de tecnologías virtuales como RA o RV.

El mito

Capital Escarlata es una ciudad del conurbano bonaerense que se desarrolló con cierta lentitud y que está situada a unos 1200 años en el futuro. Como el planeta no sufrió cataclismos nucleares, el ecosistema cambió “naturalmente” con el paso del tiempo. La fusión nuclear es un hecho y la energía disponible es virtualmente infinita. En Capital Escarlata hay un colisionador de hadrones ubicado en el antiguo cementerio, ahora la Universidad Nacional de Lanús, en la cual solo funciona la carrera de Neurociencias. Quedan algunas discotecas y algunas fabricas dedicadas al reciclaje de desechos electrónicos y algunos laboratorios clandestinos donde se programan neurodrogas digitales ilegales.

Todos estos puntos estarán conectados por un sistema ferroviario basado en luz, que además la conecta con el resto del planeta.
La maqueta representa el proyecto de expansión de la gran vía mundial en esta parte del mundo.

La obra

Sustentada en la evocación y abstracción de una ciudad futura, la maqueta es la visión general del recorrido de un sistema de transporte que une los únicos puntos existentes de una urbe del conurbano en un millar de años. Formalmente, retoma algunos de los elementos presentes en la obra de Gyula Kosice, principalmente luz y movimiento. Asimismo, propone abordar y, de alguna manera, reinterpretar la visión del artista referida a la integración del arte en la vida, el “porverinismo” como alternativa de nuevas formas de habitar en el universo y la invención/creación de mundos posibles.

La relación arte-ciencia-tecnología entra en juego en todos los niveles de la obra, tanto en sus aspectos materiales como a nivel conceptual y asociada, en este caso, a la ciencia ficción: hechos imaginarios, pero limitados por la lógica científica; reflexión sobre el presente a través de la creación de mundos futuros; alteraciones de tiempo y espacio; resultados posibles de la acción del hombre sobre el ambiente; generación de verosimilitud a través de la justificación científica.

Luz y movimiento, dos de los elementos fundamentales en la obra de Kosice, se retoman en la obra, pero ahora con la intermediación de la electrónica. En Capital Escarlata es la luz la que se mueve, a partir de la programación de dispositivos electrónicos. Este aprovechamiento de las tecnologías de la época convierte a la pieza en actualización de los postulados de la obra Kosiciana y posibilita, al mismo tiempo, la reflexión sobre el contexto en el que se inscribe y sobre un modus vivendi alternativo.

Objeto artístico, maqueta y posibilidad, “Capital Escarlata” se presenta como una obra polisémica, abierta a lecturas que exceden el ámbito del arte y a abordajes de la vida humana desde diversas perspectivas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *