#OrgulloUNSAM,Instituto de Investigaciones Biotecnológicas

Esteban Bullrich encabezó la inauguración del Centro de Desarrollo Genético Ovino de la UNSAM

Galería

El ministro de Educación y Deportes encabezó la inauguración del primer Centro de Desarrollo Genético Ovino del país, ubicado en la sede de Chascomús de la UNSAM. Se trata de una iniciativa de la Universidad y el CONICET que cuenta con financiamiento del PROSAP y del BID. Participaron de la ceremonia el rector Carlos Ruta; el decano del IIB-INTECH, Alberto Carlos Frasch; el intendente de Chascomús, Javier Gastón; y el director del PROSAP, Alejandro Gennari. Además, el predio del IIB-INTECH fue bautizado con el nombre del expresidente Raúl Alfonsín, quien fue su principal impulsor.

Por Alejandro Zamponi | Fotos: Pablo Carrera Oser

“El aporte de nuevas ideas que la Universidad de San Martín plantea junto con el CONICET es una forma de salir de la pobreza. La riqueza del mundo en el siglo XXI es la capacidad de nuestra gente de generar nuevas ideas, nuevos trabajos”, aseguró el ministro Esteban Bullrich durante la inauguración en Chascomús del Centro de Desarrollo Genético Ovino del Insituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB-INTECH). “Hay que preparar al sistema educativo para ese mundo. El enorme desafío que tenemos por delante es el de unir el sistema informal con el sistema universitario, a la escuela secundaria con la universidad, para que más jóvenes puedan disfrutar de las universidades públicas y privadas”, sostuvo Bullrich, acompañado por la subsecretaria de Gestión y Coordinación de Políticas Universitarias, Danya Tavela, y por el jefe de Gabinete del Ministerio, Diego Marías.

Esteban Bullrich, Ricardo Alfonsín y Carlos Ruta

A su vez —y ante un auditorio colmado de autoridades locales, estudiantes, docentes e investigadores del Instituto— el rector Carlos Ruta aseguró: “Que el ministro de Educación esté hoy aquí expresa la convicción del Gobierno de poner al servicio de la sociedad las mejores fuerzas que tiene. Si queremos una Argentina mejor, necesitamos ofrecer nuestro servicio y nuestro conocimiento al mundo de la producción”.

Asimismo, el rector celebró la inauguración del Centro y añadió: “Hoy es un día de alegría porque, además de abrir las puertas de este nuevo espacio, hacemos justicia con algo que hasta hoy no habíamos podido concretar, que es darle el nombre de quien lo soñó y lo puso en marcha: ese gran presidente que fue Raúl Alfonsín”. El Rector también mencionó a Rodolfo Ugalde, primer Director del IIB INTECH, que falleció hace siete años. “Quiero recordar a Rodolfo Ugalde, quien fue fundamental para este gran proyecto; y, en su nombre, agradecer a todos los investigadores y estudiantes que hacen posible la universidad que tenemos”, se enorgulleció Ruta.

Alberto Carlos Frasch, Carlos Ruta y Esteban Bullrich

Por último, y tras destacar la visión del expresidente radical para pensar un lugar que vinculara la investigación, la generación de conocimientos y el mundo productivo, Ruta concluyó: “La deuda del sistema universitario de la Argentina es estar al servicio de la producción en todos los sectores”.

Por su parte, el dirigente radical Ricardo Alfonsín agradeció emocionado el recuerdo a la gestión de su padre y aseguró: “Para nosotros, los que somos de Chascomús, es un orgullo tener este Instituto aquí con nosotros”.

Finalmente, el decano del Instituto, Alberto Carlos Frasch, destacó que “el IIB-INTECH es un instituto de investigación básica”, pero que también hace desarrollos. “Este centro surgió a partir de la erupción del volcán Puyehue y de la demanda del PROSAP, que se acercó con esta propuesta”, afirmó.

“Hemos invertido un millón y medio de dólares en este Centro, con fondos del Ministerio de Agroindustria y ayuda del BID, para enfrentar la crisis generada por la erupción y las cenizas del volcán Puyehue, que disminuyó de manera dramática la población de ovejas en Río Negro, Neuquén y Chubut. Queremos no sólo recuperar el número de cabezas sino también mejorar la calidad de estos ovinos. Esto es poner en valor el sistema científico universitario y meterlo en el tejido de la producción”, aseguró Alejandro Gennari, coordinador Ejecutivo de UCAR – PROSAP, dependiente del ministerio de Agroindustria.

El objetivo del Centro de Desarrollo Genético Ovino será contribuir al mejoramiento genético de ovinos y, posteriormente, bovinos, caprinos y equinos, mediante biotecnologías reproductivas. De esta manera, se podrá apoyar la recomposición de rodeos de pequeños y medianos productores afectados por catástrofes climáticas de diversa índole. El plan de trabajo prevé la producción de unos 300 embriones y 1000 dosis de semen durante el primer año de trabajo, así como la organización de capacitaciones en biotecnologías reproductivas para los productores que utilizarán los insumos para multiplicar y mejorar sus rodeos.

Carlos Ruta, Ricardo Alfonsín, Esteban Bullrich y Javier Gastón

El director del Centro es el doctor Adrián Mutto, investigador adjunto de CONICET, quien —junto con Nicolás Mucci y Germán Kaiser, dos científicos del INTA— realizó la primera clonación bitransgénica del mundo (la vaca Rosita ISA, que produce leche similar a la humana).

Acerca de la importancia de la inauguración del Centro, Mutto celebró: “Este centro era el sueño de Rodolfo Ugalde, quien fue el primer director del INTECH, y ahora yo tengo la suerte de estar al frente”. Además, añadió que “el CONICET tiene la costumbre de bautizar sus institutos con los nombres de expresidentes, por lo que me parece muy bien que esta sede del IIB-INTECH lleve el nombre de Raúl Alfonsín”.

Las líneas de acción del Centro del IIB-INTECH son las siguientes:

  1. Mejoramiento genético animal con biotecnologías reproductivas
  2. Transferencia de tecnología y productos genéticos a instituciones nacionales, centros de referencia provinciales, universidades, escuelas agrotécnicas, productores y el sector privado en general
  3. Generación de un sistema de información que permita la trazabilidad del material genético incluido en la región y la inclusión de nuevas tecnologías en la escala de pequeños y medianos productores determinando el impacto generado

 Adrián Mutto, Carlos Ruta y Esteban Bullrich

Sobre el IIB-INTECH

El IIB-INTECH nació en 1999 como resultado del acuerdo entre la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). El Instituto posee 11.000 metros cuadrados de laboratorios, aulas y oficinas distribuidos en dos sedes, una localizada en el Campus Miguelete (ubicado en San Martín, provincia de Buenos Aires) y otra en la zona rural de Chascomús, provincia de Buenos Aires, a ocho kilómetros de la ciudad, donde también posee 900 hectáreas para experimentación.

IIB-INTECH, Sede Dr. Rodolfo A. Ugalde

El Instituto de doble dependencia está dedicado a la investigación científica en bioquímica, biología molecular, biología celular, neurobiología, microbiología e inmunología, así como al desarrollo de vacunas, sistemas de detección de enfermedades y proteínas recombinantes, entre otros productos.

Además, el IIB-INTECH forma a científicos de primer nivel que gozan de amplio reconocimiento por sus investigaciones de relevancia internacional. Está conformado por 99 investigadores, 60 técnicos y administrativos, y 130 becarios. Los científicos del IIB-INTECH publicaron más de 650 artículos en revistas internacionales desde 2004 y obtienen subsidios para realizar sus investigaciones por un promedio anual de casi 18 millones de pesos.

IIB-INTECH, Sede Dr. Rodolfo A. Ugalde

Hoy, cuenta con un plantel de 152 docentes y 190 alumnos de grado. Además, tiene 86 alumnos de doctorado y otros 100 alumnos cursando distintas especializaciones. En el 2015, fueron aprobadas 9 tesis de doctorado y 11 tesis de maestría.

Las carreras que dicta son las siguientes: Tecnicatura Universitaria en Laboratorio, Licenciatura en Biotecnología, Ingeniería en Agrobiotecnología, Ingeniería en Acuicultura, Maestría en Microbiología Molecular y Doctorado en Biología Molecular y Biotecnología.

Sede Dr. Raúl Alfonsín (Chascomús)

La sede de Chascomús del IIB-INTECH alberga aproximadamente a 300 personas, entre investigadores, becarios, técnicos, estudiantes y personal de administración y servicios. Además de los 6000 metros cuadrados del edificio central, el Instituto cuenta con 900 hectáreas libres que son utilizadas para Servicios Tecnológicos de Alto Nivel (STAN, CONICET), una importante infraestructura para piscicultura provista por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, unidades para la producción vegetal y, ahora, el Centro de Desarrollo Genético Ovino, entre otros.

En sus laboratorios se desarrollan líneas de trabajo tales como terapia génica, fisiología de la maduración de frutas, fisiología de peces, estrés en plantas de valor agronómico, toxoplasmosis y otras parasitosis, cultivo de hongos comestibles, biología del desarrollo, fotoquímica y fotobiología molecular, y microbiología del suelo, entre otras.

El proyecto INTECH (Instituto Tecnológico Chascomús) comenzó en los años 1985-1986 por iniciativa del Dr. Raúl Alfonsín, quien lo inauguró en 1989. Los principales objetivos eran construir un lugar de referencia para investigación y desarrollo en el área agrícola-ganadera, acuicultura de aguas continentales, conservación del medioambiente de la cuenca del río Salado y formación de recursos humanos.

Para diseñar este Instituto, en su momento se convocaron científicos de la talla de César Milstein (Premio Nobel de Medicina, 1984), Luis Federico Leloir (Premio Nobel de Química, 1971) y Rodolfo Ugalde, quien fue su primer director. Hoy el IIB-INTECH es dirigido por el Dr. Alberto Carlos Frasch.

Nota actualizada el 19 agosto, 2016

No están permitidos los comentarios.