#CulturaUNSAM,Escuela de Economía y Negocios

El Campus Miguelete abrió las puertas de su paseo escultórico

Galería

La Escuela de Economía y Negocios (EEyN) y Gerencia de Cultura ofrecieron la primera visita guiada por el Parque Escultórico del Campus Miguelete. Abierto a la comunidad, el recorrido estuvo a cargo de estudiantes de la Licenciatura en Turismo, con un paseo que incluyó nociones básicas de ingeniería, arte e historia.

Por Magalí Fernández | Fotos: Leandro Martínez

A fines de 2010, la UNSAM  inauguró un paseo de esculturas en el Campus Miguelete para integrar el arte a la academia. En diálogo con la propuesta arquitectónica de los distintos edificios del Campus, las obras adquiridas llevan la firma de los reconocidos artistas argentinos León Ferrari, Leopoldo Maler, Hernán Dompé, Pablo Reinoso, Jorge Gamarra, Enio Iommi, Raúl Gómez, Marie Orensanz y Osvaldo Chiavazza.

En su lanzamiento como paseo abierto a la comunidad, Gerencia de Cultura y la EEyN organizaron la primera visita guiada por el paseo escultórico, en la que estudiantes de la Licenciatura en Turismo ofrecieron a distintas escuelas del municipio y a vecinos de San Martín un recorrido especial por las nueve esculturas que hoy componen el circuito.

Horacio Francesco, docente del seminario Tendencia Turística Contemporánea de la EEyN y coordinador de la actividad, explicó que el objetivo de la iniciativa es “internalizar las esculturas, resignificarlas y generar un producto turístico desde lo académico que, al mismo tiempo, conecte al territorio con la historia de la Universidad”.

En el transcurso de la visita, alumnos, docentes y vecinos de la comunidad recorrieron las ocho esculturas que integran el paseo, comenzado por Percanta. Ubicada a metros del edificio de Rectorado, esta inmensa obra realizada por León Ferrari tiene ocho metros de alto y está formada por cientos de barras de acero verticales, que, al ser tocadas o por acción del viento, producen sonidos.

 Percanta, de León Ferrari

Luego, frente al Aula Tanque, los visitantes conocieron la escultura de Hernán Dompé, Comadre del rayo, construida sobre una base de chapa de hierro soldada, recubierta con mosaicos de vidrio azul y perforada imperceptiblemente para su ventilación interior. Dompé, que sigue una línea de arte ecológico, traza una unión entre la naturaleza y el hombre, y plantea una propuesta que se diferencia del resto de las obras del paseo —todas monocromáticas— por su color.

 Comadre del rayo, de Hernán Dompé

Muy cerca, el grupo avistó Pachamama, de Osvaldo Chiavazza. Un diseño que representa a la “madre tierra” y que busca mostrar la fuerza de lo femenino ligado a lo terrenal.

Ya en el centro geográfico del Campus, los visitantes interactuaron con Firulete, de Pablo Reinoso, el inmenso mástil de la UNSAM que enarbola la bandera argentina. Se trata de un obra que busca romper las líneas convencionales mediante una estructura curvilínea de hierro entrelazado. Para su diseño, Reinoso dijo haberse inspirado en los mástiles del Palacio Real de Praga, República Checa, estructurados a partir de un cono central de 20 metros de altura.

 Firulete, de Pablo Reinoso

Luego, los visitantes se acercaron a Cinta, de Jorge Gamarra, situada frente al Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB-INTECH): una rueda de granito negro que, retomando los principios del arte abstracto cinético, simula desplazamiento.

 Cinta, de Jorge Gamarra

Próximos a la entrada del Auditorio Carpa, el grupo pudo apreciar Continuidad interrumpida, de Enio Iommi, que incorpora a la geometría como una herramienta clave para la estructuración lineal y direccional del volumen y el vacío.

 Continuidad interrumpida, de Enio Iommi

En el nombre del viento, de Raúl “Pájaro” Gómez, se ubica detrás de la Carpa y está construida en acero inoxidable. Los visitantes observaron la forma circular de esta escultura, que en su interior contiene dos formas móviles opuestas. Según la guía, el círculo es, para Gómez, una figura mágica que sustrae al espectador del tiempo lineal y evoca recuerdos ancestrales por ser el símbolo más antiguo.

 En el nombre del viento, de Raúl “Pájaro” Gómez

Igualdad, de Marie Orensanz, recibió a los visitantes junto al edificio del Centro Asistencial Universitario. La obra es un enorme compás de acero corten —un material cuya composición química permite una oxidación que no altera las características mecánicas de la pieza— que simboliza la igualdad de géneros.

 Igualdad, de Marie Orensanz

Finalmente, el grupo arribó a Alfamaterubicada junto al Teatro Tornavía. Esta escultura de Leopoldo Maler está compuesta por 26 letras de acero —que conforman el abecedario— ubicadas en diferentes posiciones. De acuerdo con la guía, el artista plasmó allí la idea del conocimiento, con letras que encapsulan todo el saber en un pequeño bloque escultórico.

 Alfamater, de Leopoldo Maler

Con el tiempo, el Parque Escultórico de la UNSAM irá incorporando nuevas obras y sumando nuevas propuestas para sus visitas guiadas, adaptadas a públicos diversos.  ¡No te las pierdas!


Nota actualizada el 13 junio, 2016

2 comentarios

  1. Andres dice:

    Tuve la suerte de concurrir a la guiada realizada por Vanesa Regules y la verdad que me pareció excelente! Espero que se puedan realizar más actividades como está en el Campus y con guías de su nivel.

  2. Arturo Gonzalez Palacios dice:

    Está muuy bien!! Me gustaría estar comunicado. Saludos

No están permitidos los comentarios.