lipina

Escuela de Humanidades

Ventanas mentales y recuperación cognitiva

El Profesor Sebastián Lipina, docente de Humanidades, director de la Unidad de Neurobiología Aplicada (UNA, CEMIC-CONICET) se refirió acerca del desarrollo del cerebro humano especialmente durante los primeros veinte años de vida y la enorme capacidad de recuperación que posee ante diversas situaciones de vulnerabilidad y estrés.

Sebastián Lipina, titular de la cátedra “Vulnerabilidad social y desarrollo cognitivo” correspondiente al 5º año de la Licenciatura en Psicopedagogía de la Escuela de Humanidades de la UNSAM, fue entrevistado por el Ciclo Conversaciones del diario La Nación, en relación al tema del impacto del estrés en el desarrollo cognitivo.

Es una interesante entrevista donde el especialista recorrió con claridad diversos temas que tienen como foco principal, pero no excluyente, la importancia del desarrollo de los niños durante la primera infancia; la relevancia del entorno y la posibilidad de recuperación de los procesos autorregulatorios en niños que han vivido en situaciones de vulnerabilidad. En este sentido, enuncia que aquellos niños/as que han sido víctimas de distintas carencias sociales y afectivas pueden ser revertidas con intervenciones adecuadas y sostenidas que les permitan recuperar la autorregulación de sus emociones, conductas y los procesos de aprendizaje.

En relación al estrés, afirmó que todo aquello que signifique un aumento excesivo que active  nuestro sistema de regulación potencialmente puede generar una alteración en la organización del sistema nervioso y consecuentemente afectar el desarrollo del individuo, de sus posibilidades de inclusión social, desarrollo escolar, etc. Es por esto que es fundamental cuidar a los niños de situaciones estresantes tales como la exigencia excesiva que repercuten negativamente en su desarrollo, crecimiento y potencialidades.

El desarrollo de las denominadas ventanas sensibles que organizan nuestro esquema neurológico y cognitivo en distintos órdenes y se extiende a lo largo de los primeros veinte años de vida se presenta como algo aún incierto en muchos aspectos y profundamente vulnerable frente a diversas variables biológicas y sociales. Un mapa que aún contiene infinitos interrogantes que la evidencia empírica ayudará a develar en pos de nuestro autoconocimiento y una consecuente mejora en la calidad de vida.

Descargar la entrevista completa [AQUÍ]

, , , ,

Nota actualizada el 27 junio, 2015

No están permitidos los comentarios.