Notas de tapa,Secretaría Académica

Ahora podés elegir tus materias optativas: más de 80 opciones en todas las áreas de conocimiento

En 2015 la UNSAM pone a tu disposición una nueva base de materias optativas, para que puedas ampliar tus opciones de cursada. La propuesta aspira a interconectar distintas áreas de conocimiento, con la presencia activa de estudiantes provenientes de los distintos espacios académicos que ofrece la Universidad.

La mayoría de las propuestas curriculares de nuestro sistema universitario están circunscriptas a planes de estudio “cerrados” para cada carrera. Sin embargo, existen experiencias y tendencias de flexibilización curricular tanto en los ciclos generales de conocimiento como en la definición del conjunto de materias que conforman los tramos comunes entre carreras afines.

Impulsada desde la Secretaría Académica y con el apoyo de todas las unidades académicas de la universidad, esta iniciativa retoma el análisis elaborado por el Observatorio de Educación Superior sobre apertura y flexibilización de la oferta universitaria. La misma permitirá consolidar las propuestas formativas actuales de la UNSAM y al mismo tiempo avanzar en la discusión y diseño de un futuro sistema de créditos.

El trámite es simple: para inscribirte a las materias elegidas, acercarte al Departamento de Alumnos de tu Unidad Académica y completá la solicitud correspondiente. Una vez autorizado el trámite, dirigite al Departamento de Alumnos de la Unidad Académica correspondiente a  la materia optativa elegida y efectivizá la inscripción en condición de alumno extraordinario.

LINK a sección Materias Optativas UNSAM: http://www.unsam.edu.ar/oferta/carreras/materias.asp

 

FUNDAMENTACIÓN

La intención de impulsar la apertura y flexibilización de la oferta universitaria se fundamenta en dos ordenadores de sentido: por un lado la integralidad de la formación universitaria y, por otro, la promoción de la autonomía del estudiante universitario en el marco de una garantía al derecho de incidencia en su proceso de formación.

La idea de integralidad de la formación universitaria se sustenta en el objetivo de formar expertos y profesionales en cada área de conocimiento, con integración de áreas de saber transversales a cualquier área disciplinar. Estas características, que podríamos asumir como generales respecto a los campos disciplinares pero particulares de la formación universitaria, podemos encontrarlas en los “perfiles de los egresados” de todos los planes de estudio y refieren a la capacidad reflexiva y crítica, al compromiso intelectual con su campo disciplinar, al compromiso con los problemas sociales y las personas involucradas en ellos, a la reflexión crítica sobre la propia práctica, entre otros.

Pero esta impronta formativa no se traduce en un puñado de materias que se suman a las específicas de la disciplina sino que se ve favorecida a partir de “experiencias cognoscitivas” integrales.  Es decir que a los contenidos curriculares se suma “un modo de hacer” la carrera universitaria, una experiencia de transformación personal, en la que la vida universitaria se vuelve, para quien la transita, una genuina experiencia de emancipación intelectual.

En este sentido, desde hace un tiempo, la Universidad profundizó la discusión sobre el sistema de créditos para favorecer la formación integral de sus estudiantes a través de recorridos curriculares más abiertos.

En el año 2013 el Observatorio de Educación Superior y Políticas Universitarias de la UNSAM elaboró un Documento que propone la implementación del régimen de créditos académicos en la UNSAM. En el mismo se plantea:

Se puede pensar el desarrollo progresivo de la implantación de un régimen de créditos en base a tres niveles de creciente flexibilidad del plan de estudios y que asimismo incluya el reconocimiento académico de experiencias de formación en diversos ámbitos.

Un primer nivel consistiría en comenzar por convertir al sistema de créditos las asignaturas electivas y/o las experiencias de formación práctica de los planes de estudio. Las asignaturas electivas buscan que el alumno pueda elegirlas de acuerdo a su perfil de graduado deseado, ya sea intensificando su formación en alguna temática ligada a la carrera (comunicaciones, instrumentación y control, procesamiento digital de datos, gestión, etc.), o privilegiando una formación más generalista que evite focalizar ese tramo de la carrera en un campo específico.

Un segundo nivel conformado por la identificación de diversas áreas de formación dentro del plan de estudios a las que se les asigna un mínimo de créditos (trayectos básicos y comunes) para luego convertir en créditos distintas orientaciones de egreso, siempre respetando las características generales que establece la carrera.

Un tercer nivel, finalmente, de flexibilización que resulta de agregar al caso anterior mayor flexibilidad a la distribución interna de cada área de formación, teniendo en cuenta que dos estudiantes pueden alcanzar formaciones similares siguiendo diferentes trayectos curriculares aún desde etapas iniciales de la carrera.

 

Para contactarte, escribí a [email protected]

 

Nota actualizada el 3 de julio de 2015

Un comentario

  1. Alicia dice:

    excelente oferta universitaria.

No están permitidos los comentarios.