UNSAM Edita,UNSAM en los Medios

UNSAM Edita en Télam

La agencia de noticias entrevistó al psicoanalista francés Bernard Lecoeur, autor de “El hombre ebrio”, recientemente publicado por la editorial de la Universidad en la serie Tyché, con prólogo de la directora de la colección, Damasia Amadeo de Freda.

“Más que pronunciarme por lo que podría aparecer como una novedad en mi abordaje de la toxicomanía y del alcoholismo, prefiero referirme a lo que la teoría lacaniana propone de inédito para interesarse en fenómenos que no son de ayer. En la enseñanza de Lacan hay un punto sobre el cual me he detenido hace ya unos años, el de afánisis. Ciertamente, no es un concepto mayor del psicoanálisis y sin embargo, es de gran utilidad para entender esta disposición humana, a la vez tan particular y tan universal, que se llama la embriaguez. Luego de los importantes desarrollos que conocemos de la afánisis en el Seminario de Lacan sobre El deseo y su interpretación, esta noción prácticamente desaparece a partir del Seminario 11. ¿Qué es lo que me retuvo en el uso que hace Lacan de ese término extraído de (Ernst) Jones? El hecho de que el sujeto sea una instancia intermitente, que no haya sujeto sin su borradura. Esta es condición indispensable para su existencia. Hago de la embriaguez -y la experiencia clínica no lo desmiente- una modalidad de esa borradura, una suerte de fading provocado, incluso calculado. Por supuesto que tomar las cosas así puede parecer un poco atrasado frente a una concepción que antepone la satisfacción y el goce; pero si se considera que la afánisis se refiere a dos dominios distintos, la cuestión de la intermitencia subjetiva se vuelve casi secundaria frente a las condiciones en las cuales se produce.  Recuerdo esos dos dominios: por un lado el del Otro y el significante de su demanda y por otro, el del objeto considerado a partir del fantasma. Esta disparidad permite desdoblar la perspectiva en la cual se capta el fenómeno de la embriaguez.”

 

Para ver nota completa, clic aquí.

Nota actualizada el 6 de noviembre de 2014

No están permitidos los comentarios.