Escuela de Humanidades

Cierre de los Ciclos de Talleres artísticos para educadores

Galería

El Ciclo de Complementación Curricular modalidad a distancia, Licenciatura en Educación Inicial de la Escuela de Humanidades de la UNSAM, finalizó su exitoso Ciclo de Talleres debate para educadores: Los lenguajes artísticos: armar la trama. La propuesta estuvo a cargo de estudiantes y egresados de la Licenciatura en Educación Inicial, quienes propusieron un recorrido que […]

El Ciclo de Complementación Curricular modalidad a distancia, Licenciatura en Educación Inicial de la Escuela de Humanidades de la UNSAM, finalizó su exitoso Ciclo de Talleres debate para educadores: Los lenguajes artísticos: armar la trama. La propuesta estuvo a cargo de estudiantes y egresados de la Licenciatura en Educación Inicial, quienes propusieron un recorrido que permitió analizar la pintura, la palabra y el juego como medios artísticos privilegiados para la expresión y la comunicación. El último encuentro: Las obras de Arte: un hilo en la trama de la comunicación, fue realizado en el mes de julio en el Campus Miguelete de la UNSAM y estuvo a cargo de la profesora Laura Díaz. La actividad contó con la coordinación de la directora de la Licenciatura, Araceli Gentile y la coordinación de las docentes Claudia Mallo y Estela Colunga.

El Ciclo de Talleres para educadores fue pensado como una opción para  potenciar la creatividad artística en el nivel inicial otorgando diversas herramientas como ventanas al mundo de la creación. El taller propuso entonces un cambio dentro y fuera del jardín, adoptando como premisa la importancia del arte para enriquecer la experiencia de las personas y también la creencia de potenciar su uso como una forma contrahegemónica de vivenciar lo artístico. En este sentido, las talleristas invitaron en cada uno de los encuentros a reflexionar acerca de la práctica docente y de qué forma las concepciones artísticas adquiridas en las biografías escolares junto a diversos contextos y posibilidades siempre presentan la oportunidad de mirar desde diferentes lugares.

El arte, especialmente en los últimos 25 años, atravesó distintos paradigmas: desde concepciones innatistas en el aprendizaje pasando por una amplia gama de técnicas basadas en la libertad de expresión hasta una postura contradictoria entre la teoría y la práctica que descansa en conductas esperables para cada etapa evolutiva. Por el contrario, desde el equipo de la carrera trabajaron con la idea del arte entendida como un sistema simbólico en interacción permanente con otros sistemas en el seno de la cultura. Aquellos se organizan en un orden de significación comunicable promoviendo diversas significaciones. Las propiedades del arte se basan en el dominio de lo sensible, lo imaginario y las experiencias vitales.

Las expresiones artísticas en el jardín conviven con figuras geométricas y estereotipadas que permiten simplificar las producciones. “Es necesario romper con esta situación naturalizada- afirmó Laura Díaz- para repensar las obras. El contexto debe entenderse como algo vivo y en constante evolución, es por esto que las obras de arte son portadoras de relatos abiertos, pensamientos e ideas. No sólo desde lo figurativo sino desde la fantasía, del mito, los valores comunitarios, sociales, culturales y políticos”.

“El arte -concluyó Laura- provoca formas de expresar y de comunicar, funciona como un disparador que ofrece un amplio repertorio desde donde las historias toman sustancia, cuerpo y vida. El camino del aprendizaje requerirá entonces releer la pedagogía de la mirada, transformar la obviedad de lo cotidiano y apreciarlo en los pequeños detalles (gustos, texturas, sensaciones, colores)”2.

El enorme desafío propuesto a la largo de todo el ciclo fue generar tramas de significados y habilitar lo nuevo a través de los lenguajes artísticos.

Nota actualizada el 24 de abril de 2018

No están permitidos los comentarios.