AUSTER UNSAM

Lectura Mundi,Notas de tapa

Paul Auster: “No creo que se escriba para olvidar. Si uno quiere olvidar, no escribe”.

Invitado por la Universidad Nacional de San Martín, el escritor llegó a la Argentina e hizo su primera aparición pública en una charla con el Rector de la UNSAM en la que habló sobre su obra, su vida y su oficio frente a centenares de seguidores que colmaron la sala y lo escucharon desde el hall a través de una pantalla. El autor de “La Trilogía de Nueva York” estará el domingo en la Feria del Libro junto al Premio Nobel sudafricano J.M Coetzee y el lunes cerrarán su visita en el Campus Miguelete, donde serán nombrados doctores “honoris causa” de la UNSAM.

Por Dolores Caviglia. Fotos: Pablo Carrera Oser.

Hubo mucho silencio. Pese a que la sala estaba llena, eran pocas las voces que se escuchaban; las únicas que hablaban eran para confirmar que sí, que allí, en la primera fila, estaba sentado J.M. Coetzee. Y es que las más de 200 personas que estaban en el auditorio del MALBA no querían perderse el momento en que en el escenario apareciese Paul Auster. Cuando lo hizo, la ovación fue contundente.

El rector Carlos Ruta y Auster ingresaron en el auditorio del MALBA pasadas las 18 y conversaron hasta casi las 20. Durante esas dos horas, el escritor nacido en New Jersey y galardonado en 2006 con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras se animó a hablar de todo y contentó al público compuesto por fanáticos, curiosos, académicos y periodistas, que se habían acercado al museo para escucharlo, para conocerlo mejor, para entenderlo, para descubrirlo y para mostrarle su admiración.

Antes de comenzar con la entrevista, el rector de la UNSAM explicó por qué ésta universidad nacional suele tener a escritores entre sus invitados: “Estamos convencidos en la potencia de la palabra, de la imaginación, en la literatura para ayudarnos a comprender el mundo y a transformarlos y transformarnos. Creemos que la Universidad tiene sentido si es un lugar donde nuestra comunidad hace una experiencia de vida que transforma; y creemos que la literatura está en el corazón de esa posibilidad”.

Luego, el Rector inició la entrevista con una pregunta sobre sus comienzos como poeta y su actualidad como novelista. “Debería decir que, de joven, mi primera ambición fue ser novelista y mis esfuerzos fueron en prosa. Comencé tres novelas, escribí cientos de páginas  y no me gustó nada. Y en la poesía comencé a sentir que había más formas posibles para trabajar. Y cuando llegué a un momento determinado, me resigné y dije: ‘No, basta para mí de novelas”. Entonces en los siguientes años, me concentré sólo en la poesía; y fue como vivir dentro de la música. Todo se trataba de las cadencias, los ritmos de las palabras y creo que esta práctica tan intensa de escribir todos los días por diez años me dio cierto acercamiento a la lengua y me dejó los instintos y hábitos. Continué escribiendo prosa como si fuese poesía. Son narrativas compuestas por un ex poeta”, dijo el autor de Diario de invierno.

Y este fue el puntapié inicial de una serie de declaraciones del autor de La trilogía de Nueva York que incluyeron detalles sobre su rutina para escribir, su concepciones del azar, sus libros, la razón y su relación con la imaginación, el vínculo con los lectores, la inconformidad con el trabajo propio, la necesidad del humor, la intuición de los autores, sobre lo que está escribiendo en estos momentos, su visión de los Estados Unidos y hasta sobre su paso por la universidad: “Fui a Columbia en la década del 60, época muy volátil y emocionante, y encima estaba empezando la guerra de Vietnam. Había caos alrededor, teníamos huelgas enormes, arrestos; así continuó a lo largo de dos años y esa fue gran parte de mi educación política. Pero las clases de literatura que tomé en la universidad fueron fundamentales para mi desarrollo como pensador, escritor y hombre”.

De los personajes de sus obras, Auster aseguró: “Creo que nunca entendemos quiénes somos hasta que nos enfrentamos con dificultades. Todos somos testeados de una forma u otra. Estar contra la espada y la pared y después tener que descubrir cómo seguir adelante nos pone a prueba. Creo que en realidad no soy un escritor que narre situaciones extremas en forma externa pero internamente mis personajes tienen grandes luchas por mantenerse en pie y creo que se podría decir que muchos de mis libros describen esa lucha”.


Entrevista a Paul Auster. Parte 1

Cuando Carlos Ruta lo interrogó sobre las razones que lo lleva a escribir, el autor de Tombuctu aseguró: “No creo que se escriba para olvidar. Creo que si uno quiere olvidar no escribe. Para olvidar creo que la gente elige no hablar ni escribir, para alterar la realidad. Escribir es explorar”.

Una de las cosas que no se animó a responder fue cuál es el preferido de sus libros: “No podría decir cuál de todos mis libros es mi preferido. Para mí son como mis hijos, los quiero a todos por igual”, señaló. Aunque sí eligió uno para recomendar como primera lectura a quien esté interesado a sumergirse en su obra: Palacio de la luna.

Además, habló de la necesidad de la mente humana por la narrativa. “La mente humana necesita de la narrativa. No conocí nunca a un niño que no quisiera escuchar una historia”. Y enumeró a sus autores preferidos de la literatura estadounidense: Edgar Allan Poe, Walt Whitman, Emily Dickinson, Nathaniel Hawthorne, Herman Melville, Henry David Thoreau.


Entrevista a Paul Auster. Parte 2

Esta entrevista fue la primera de las actividades organizadas por la UNSAM con Paul Auster en su visita a la Argentina.  El domingo 27 de abril a las 18.30, Auster y Coetzee estarán en la 40º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires protagonizando un diálogo basado en la novela epistolar de ambos Aquí y ahora. El 28, serán homenajeados en el Campus Miguelete de la UNSAM con el título doctor honoris causa y serán parte del festejo de Revista Anfibia por su segundo aniversario.

 

Para más información y acreditaciones, haga clic aquí.

 

Nota actualizada el 28 de abril de 2014

No están permitidos los comentarios.