Baltasar Garzón

Notas de tapa,Rectorado

Baltasar Garzón es Doctor Honoris Causa de la UNSAM

Galería

El jurista español recibió el mayor título honorífico de la Universidad de manos del rector Carlos Ruta en el Teatro Tornavía del Campus Miguelete. La tradicional laudatio estuvo a cargo de Jorge Taiana, director del Centro Internacional de Estudios Políticos (CIEP). Luego, el magistrado encabezó la presentación del libro del diputado nacional Leonardo Grosso sobre violencia institucional.

La Universidad Nacional de San Martín reconoció a Baltasar Garzón Real por su profundo compromiso con la justicia, su incansable lucha por la causa de los derechos humanos, y su fecunda trayectoria profesional y académica.

El juez español, que está radicado en la Argentina desde febrero de 2012, tiene más de treinta años de experiencia -22 de ellos en el Juzgado Central de Instrucción Nº5 de la Audiencia Nacional-, dedicó sus fuerzas a luchar contra el terrorismo, el narcotráfico, el lavado de dinero y la corrupción.

Su trabajo no sólo incluyó su país natal, donde entre otras cosas llevó adelante más de una veintena de causas contra la organización Euskadi Ta Askatasuna (ETA) y su entorno, sino que traspasó las fronteras y repercutió en América Latina. Allí impulsó procesos de judicialización contra los crímenes de las dictaduras de los años 70 y 80: en 1998, ordenó la detención del dictador chileno Augusto Pinochet por el asesinato de ciudadanos españoles y por los delitos de genocidio, terrorismo y torturas; en 2005, condenó al marino argentino Adolfo Scilingo por el asesinato de 30 personas entre 1976 y 1977, en los llamados “vuelos de la muerte”, en los cuales la Armada arrojaba prisioneros vivos al mar.

Su conocimiento, su pensamiento y sus experiencias están plasmados en libros, ensayos y artículos como Cuento de Navidad: es posible un mundo diferente, editado en 2002 por la Universidad Nacional de Quilmes; Un mundo sin miedo, editado en 2005 por la Editorial Plaza y Janes; La lucha contra el terrorismo y sus límites, editado por Adhara Publicaciones en 2006; y La línea del horizonte. Una crónica íntima de nuestro tiempo, editada por Debate en 2008. Entre las universidades en las que se desempeñó como profesor se destacan la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Nueva York.

El acto de entrega del título de Doctor Honoris Causa de la UNSAM fue el jueves 30 de mayo a las 18 en el Teatro Tornavía del Campus Miguelete. En un auditorio colmado, la celebración fue inaugurada por la Orquesta Argentina de Charangos, dirigida por Rolando Goldman y con 14 músicos en escena.

Luego el Rector encabezó la ceremonia y presentó los argumento por los que la UNSAM decidió homenajear a Garzón: “Esta distinción, la mayor que puede dar una universidad, es a la vida, la lucha y la entrega por la justicia”, remarcó Ruta y agregó: “La Universidad es una trampa si no está destinada a crear justicia. Porque la justicia es futuro”. Además, el Rector señaló que “la Universidad será justa en la medida en que, tal como dijo el gran pensador alemán Adorno, la preeminencia no sea sobre el conocimiento sino sobre la realidad. Y no cualquier realidad: la que viven los explotados, los marginados y los desposeídos”.

La tradicional laudatio estuvo a cargo del director del CIEP, Jorge Taiana. El ex canciller repasó la prestigiosa carrera académica de Garzón y cada uno de los casos que llevó adelante en su lucha contra el narcotráfico, el terrorismo, los derechos humanos y el lavado de dinero, tanto en España como en el mundo. Y destacó su valentía para pedir la detención del dictador chileno Augusto Pinochet cuando América Latina vivía una época oscura en la justicia por los derechos humanos. “Esa decisión removió conciencias y empoderó a muchísimos luchadores”.

A continuación, Ruta subió al escenario con Garzón y le entregó el título de Doctor Honoris Causa de la UNSAM. “Nunca vamos a recuperar los 40 años de dictadura en España ni el olvido que cometimos en pos de una supuesta modernidad hacia la que debíamos encaminarnos”, dijo el jurista, quien señaló que en marzo de 2012, con su inhabilitación, “se cerró toda posibilidad de justicia para las 200 mil víctimas del franquismo”. Y destacó que Argentina es pionera en la lucha por la justicia en derechos humanos, porque además de juzgar a los represores, “está empezando a juzgar la complicidad civil; aquellos que apoyaron, ayudaron y aprovecharon la imposición de un dictadura y un genocidio. No sólo eso, hoy en este país está en pie la única posibilidad que queda de que haya alguna sanción  al genocidio español, gracias a la causa que se lleva a cabo aquí”.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando cuatro personas le entregaron un presente a Garzón. Ellos eran la gerenta de Comunicación de la Universidad y una de las fundadoras de la agrupación H.I.J.O.S, Josefina Giglio, los militantes sociales Carmen Gómez y Rafael González del barrio Villa Hidalgo, y Pablo Tolosa, estudiante de sociología del CUSAM (el centro universitario que la Universidad tiene en la Unidad 48 del Penal de José León Suárez), que hoy está en libertad y continúa sus estudios en el Campus Miguelete.

Por último, se proyectó el video de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional y el diputado nacional Leonardo Grosso presentó el libro Seguridad e inclusión social: charlas del bicentenario, prologado por Carlos Ruta. Luego, junto al también diputado y presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la cámara baja, Remo Carlotto, entregaron un ejemplar al juez Garzón.

La velada terminó en el rectorado, donde todos los presentes compartieron un vino de honor con el homenajeado. Estuvieron el intendente de San Martín Gabriel Katopodis, el presidente de la Fundación UNSAM-Innovación y Tecnología (FUNINTEC) Alberto Pochettino, el presidente de Honorable Concejo Deliberante de San Martín Diego Perella, el presidente de la Cámara de Empresarios Sanmartinenses José Martorell, el presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios de San Martín Juan Ciolli, el subsecretario de Derechos Humanos de la Municipalidad de San Martín Alberto Palacios, la representante de AELAC para Argentina Susana González, el concejal de Frente Social San Martín Alejandro Phatouros, el concejal del FPV San Martín Juan Callegher y en representación de Jóvenes Empresarios de San Martín JE-FEBA Nicolás Palma. Por parte de la UNSAM participaron del acto el  vicerrector Carlos Di Gregorio, los decanos María Matilde Ollier (Escuela de Política y Gobierno), Jorge Fernández Niello (3iA), Joaquín Valdés (INCALIN), Pablo  Wisznia (Unidad de las Artes), Hugo Rodríguez Isarn (ICRyM), el director del Programa Lectura Mundi Mario Greco, el gerente de Cultura Carlos Almeida, y los secretarios Aníbal Gattone (Investigación), María Pía Vallarino (Extensión Universitaria) Ana Castellani (Relaciones Institucionales) y Héctor Mazzei (Legal y Técnica).

 

 

Nota actualizada el 31 de mayo de 2013

Un comentario

  1. Daniel dice:

    Aprovechemos que viene un Juez a la Universidad para que asesore sobre como lograr que los desubicados que ponen música y no dejan dar clases dejen de hacerlo!!

No están permitidos los comentarios.