Jacques Rancière

Lectura Mundi,Notas de tapa

Jacques Rancière recibió el Honoris Causa de la UNSAM

El filósofo francés recibió el título de manos del rector Carlos Ruta en el Campus Miguelete. La tradicional Laudatio fue pronunciada por Silvio Lang, uno de los coordinadores del Círculo de Estudio Jacques Rancière, que se inició en mayo. Luego de la ceremonia, que inaugura una semana de actividades, el homenajeado pronunció la conferencia “La emancipación intelectual hoy”.

Por Paula Bistagnino – Foto de tapa: Alfredo Srur. Foto interior: Verónica D’Alia – Equipo de Comunicación UNSAM

 

El Teatro Tornavía estaba colmado cuando recibió a Jacques Rancière. Invitado por el Programa Lectura Mundi, el filósofo francés llegó al Campus Miguelete por primera vez para recibir el título de Doctor Honoris Causa de la UNSAM.

La ceremonia comenzó con la presentación del músico, compositor y director del Centro de Experimentación y Educación Musical de la Universidad, Santiago Chotsourian, quien interpretó en piano tres piezas inspiradas en el eje de la visita del filósofo francés a la UNSAM, Tres hipótesis para discutir. Para la primera, ¿Cuándo hay política?, tocó una pieza de su autoría a la que llamó “Irrupción y disenso”; para la segunda, que responde a la pregunta de ¿Y el pueblo donde está?, Chotsourian invitó a “cualquiera” del público a improvisar con él; por último, para la tercera de las preguntas propuestas en la visita de Rancière, ¿Es posible enseñar lo que se ignora? invitó al público a cantar Los ejes de mi carreta, de Atahualpa Yupanqui.

Luego Carlos Ruta tomó la palabra y presentó las razones del Honoris Causa. “Esta distinción, la máxima que otorga nuestra institución, es para honrar el pensar filosófico. Un pensar que tiene el desafío de enfrentarse con lo otro, con lo que es distinto y ajeno. Porque sólo es posible pensar lo que somos en la medida en que incorporamos la alteridad. Allí hay para nosotros un lugar de profundo aprendizaje. Porque tenemos la convicción de que una institución que quiera ser distinta no sólo debe ser plural y provocar el disenso, sino que debe convertir en vida su palabra y mostrarla en hechos. Ese es nuestro deseo, nuestro desafío y nuestro compromiso. Y está en el corazón de la filosofía de Rancière, que sabe que enseñar es antes que nada una disposición a escuchar y aprender de los otros”, dijo el Rector.

La tradicional Laudatio fue de autoría colectiva en esta ocasión. Estuvo a cargo de los coordinadores del Círculo de Estudios Jacques Rancière Igualdad de la inteligencia y emancipación intelectual: Alexandre Roig, Cristina López, Silvio Lang y Luis Benglino. “Rancière interroga y superpone ámbitos tan problemáticos y separados como la pedagogía, la teoría, la vida intelectual, la política, la estética, la práctica histórica, la palabra obrera, sin estar sindicalizado a ninguno de ellos. Y siempre lo hace subvirtiendo los sobreentendidos y categorías tradicionales de cada orden”, dijo Lang, que leyó en nombre de los cuatro coordinadores. Y explicó que mientras que la pedagogía progresista postula la igualdad como fin último, Rancière anuncia la misma inteligencia para todos como premisa insensata pero útil; que donde los filósofos críticos han contribuido a perpetuar las relaciones de sometimiento que denuncian, él declara la emancipación intelectual; y donde la filosofía política se aferra al ideal del consenso democrático, él sostiene el desacuerdo como promotor de la comunidad política. Definió al filósofo francés como un cartógrafo apócrifo, que va adulterando los mapas establecidos del pensamiento, la percepción y las acciones contemporáneas. “En Argentina, cada día son más los anónimos que se suman a la aventura de la autoformación y el pensamiento compartido”, dijo, y concluyó que “Rancière ha reinventado el pensamiento político del mundo actual”.

Finalizada la Laudatio, el Rector invitó al filósofo a subir al escenario y le entregó el título de Doctor Honoris Causa. “Me gusta pensar que las razones del honor son las mismas que hicieron de mí un sospechoso en mi corporación”, dijo Rancière antes de iniciar su conferencia La emancipación intelectual hoy, en la que desarrolló sus principales críticas a la concepción pedagógica hegemónica en la sociedad actual que, basada en la diferencia de inteligencias, garantiza la dominación de los poderosos.

Rancière contó como fue el camino intelectual que lo embarcó en la “empresa poco razonable” de remontarse a los orígenes del desacuerdo entre las visiones de educación de las masas por los sabios y de educación de los sabios por las masas; y cómo eso lo llevó a meterse en los archivos obreros de la Francia del siglo XIX y en las teorías de la enseñanza de Joseph Jacotot. Defendió su idea de que no hay que fundar escuelas para instruir al pueblo, sino que hay que “decirle a los hijos de este pueblo que pueden emanciparse solos al único costo de romper con esta creencia de la desigualdad que se infiltra en lo más profundo de las maneras de ser y de pensar”. Y señaló que, para llegar a ello, hay sólo dos vías: partir de la desigualdad de las inteligencias como lo hace el orden explicador, el de las escuelas y la sociedad, o partir de la igualdad de las inteligencias, del presupuesto de la capacidad de los incapaces.

“Vivimos en sociedades que se dicen democráticas. El único modelo de la dominación que se da entonces como legitimo es el del orden pedagógico. Pero justamente este orden cubre ahora todo el tejido social: no sólo las escuelas, sino todas las instituciones, los ministerios, las comisiones y organismos que se crean a cada momento, pero también nuestras radios, televisiones y diarios que cumplen la tarea de explicarnos todo”, dijo. Y concluyó que “el sistema explicador hoy tiende a ocupar todo espacio vacante y, en estas condiciones, la idea de emancipación es más urgente que nunca”.

 

Nota actualizada el 16 de octubre de 2012

3 comentarios

  1. […] en Buenos Aires, traté de conseguir una entrevista con Rancière, quien llegó al país para recibir el Honoris Causa de la Universidad de San Martín (UNSAM). Subrayo con negrita el intento, pero no lo logré: agenda ocupadísima. Puestos ya, dejo aquí el […]

  2. Susana dice:

    ¿Está publicada en off la conferencia del Dr. Ranciere? me hubiera gustado mucho concurrir, pero por coincidencia con mis horarios de cátedra no he podido concurrir. Me encantaría, al menos poder escucharlo. Gracias

No están permitidos los comentarios.