De izq. a der: Jorge Taiana, Gabriel Katopodis, Alvaro García Linera, Leonor Arauco y Carlos Ruta.

Notas de tapa,Rectorado

El vicepresidente de Bolivia ya es Doctor Honoris Causa de la UNSAM

Galería

El doctor Álvaro García Linera recibió el título del rector Carlos Ruta en reconocimiento a su trayectoria académica y política por los derechos indígenas y obreros. La Laudatio estuvo a cargo del ex canciller Jorge Taiana y el homenajeado dio una emotiva conferencia sobre la reforma del Estado boliviano. El acto fue en la Carpa del Campus Miguelete y se transmitió en vivo a través de la web. Entre los presentes, hubo representantes de la comunidad boliviana en Argentina, vecinos de San Martín y militantes de organizaciones sociales y políticas.

Por Paula Bistagnino – Fotos: Pablo Carrera Oser – Equipo de Comunicación UNSAM

La avenida 25 de mayo le dio la bienvenida al doctor Álvaro García Linera vestida con las banderas argentina, boliviana y whipala. Poco antes del mediodía, el vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia llegó al Campus Miguelete, donde fue recibido por el rector Carlos Ruta, el vicerrector Daniel Di Gregorio y el ex canciller Jorge Taiana, entre otras autoridades de la UNSAM.

En tanto, en el Auditorio Carpa, esperaban su llegada unas 500 personas: miembros de la comunidad educativa, vecinos de San Martín y militantes de organizaciones políticas y sociales recibieron de pie, con aplausos y al grito de “Patria sí, colonia no”a García Linera, que saludó y posó para las fotos con todos los que se le acercaron. Estaban el Movimiento Evita, La Cámpora, Kolina, Unidos y Organizados San Martín, y el Frente Transversal Nacional y Popular de la CTA. Entre los invitados especiales, estuvieron los embajadores de Cuba y Venezuela, Jorge Lamadrid Mascaró y Carlos Martínez Mendoza; la embajadora boliviana, Leonor Arauco; el director del Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti,  Eduardo Jozami; el diputado nacional Leonardo Grosso (FpV); y el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis. De la Universidad, los decanos Francisco Parisi (Ciencia y Tecnología), Alejandro Grimson (IDAES), Jorge Fernández Niello (3iA) y Hugo Rodríguez Isarn (ICRyM); los secretarios Carlos Greco (Coordinación General), María Pía Vallarino (Extensión Universitaria), Alexandre Roig (Académica), Héctor Mazzei (Legal y Técnica); el director de la carrera de Sociología Ariel Wilkis y el director de Cultura de la Secretaría de Extensión, Alí Mustafá, entre otras autoridades y miembros de la comunidad educativa de la UNSAM.

La ceremonia comenzó con los himnos argentino y boliviano, que todos los presentes escucharon de pie, y luego la actuación del concertista de charango argentino Rolando Goldman, que además de deslumbrar con su música, le dedicó unas palabras a García Linera: “Es un honor y un placer participar de este momento. Porque creo que este reconocimiento a la capacidad y la trayectoria del vicepresidente es muy importante. Pero además, creo que es una metáfora que simboliza el proceso de unidad latinoamericana que estamos viviendo hoy y del que me enorgullezco”, dijo el reconocido músico, que además es miembro de la Sociedad Boliviana del Charango.

Después de la música, tomó la palabra el rector Carlos Ruta, quien definió el momento como de gratitud y celebración: “Este reconocimiento, el más alto que da nuestra Universidad no es sólo por la trayectoria de la militancia y el pensamiento del doctor Linera, sino también porque él y su gobierno plural, multiétnico y soberano representan una experiencia histórica para los postergados de América Latina”, dijo y destacó la necesidad de no banalizar y alejar del juego de las apariencias a  la entrega de este título. “Queremos que este momento sea de reflexión y responsabilidad frente a nuestros jóvenes. Tenemos que tratar de tocar el fondo del ethos académico, tan estrechamente ligado con el ethos político. Este Honoris Causa es la unión de la academia y la política con el fin de transformar la realidad”. Luego, Ruta invitó a pasar a referentes de la Universidad que le entregaron diferentes obsequios al vicepresidente García Linera y a la embajadora Leonor Arauco. La primera fue Amalia Pérez, coordinadora del equipo de científicos de la UNSAM que está asistiendo a Bolivia en la instalación de un PET Ciclotrón –un equipamiento para el tratamiento de cáncer y otras enfermedades-, el primero argentino en el país vecino. Luego, en nombre de todos los decanos, pasó Francisco Parisi, responsable de la Escuela de Ciencia y Tecnología, de donde sale todo el equipo que trabajará en ese proyecto. Siguieron la directora del CUSAM, Gabriela Salvini, y el estudiante de Sociología Waldemar Cubilla -que empezó su carrera en la cárcel y hoy sigue estudiando en el Campus Miguelete-, que le entregaron un CD de Rimas de Alto Calibre (la banda nacida dentro del penal de José León Suárez). Y, por último, el militante y profesor de quechua de la UNSAM Carmelo Sardinas le obsequió el primer libro en esa lengua publicado por UNSAM Edita.

 

El ex canciller y director del Centro internacional de Estudios Políticos (CIEP) de la UNSAM, Jorge Taiana, fue el encargado de la tradicional Laudatio. “Es sencillo al mismo tiempo que un gran honor explicar por qué la Universidad entrega este Honoris Causa en el marco de su vigésimo aniversario de creación”, dijo y destacó la dimensión e importancia de la trayectoria de García Linera, “que trasciende las fronteras de Bolivia ampliamente”.

En un recorrido por la formación y producción académicas de García Linera, destacó su elección por el marxismo, su paso por México y Centroamérica en su juventud y su regreso a Bolivia, donde se dedicó a luchar por los derechos de los más postergados y organizar los movimientos indígena y obrero. “No sólo es un hombre de ideas transformadoras y que ha tenido una vida de lucha. Es más que eso: es, junto al compañero Evo Morales, el conductor de una experiencia revolucionaria de la que tenemos mucho que aprender. Como decía nuestro compatriota Ernesto Guevara, el corazón de América está en Bolivia”, cerró Taiana.

Entonces, Ruta invitó a García Linera a subir al escenario y le hizo entrega del título de Doctor Honoris Causa. En el mismo acto, el intendente Katopodis le dio la resolución municipal por la que San Martín lo nombró Ciudadano Ilustre y le obsequió un emblema distrital.

“Quiero agradecer al rector Carlos Ruta por este honor y por sus palabras. También al ex canciller Taiana, un gran amigo y compañero de Bolivia. Me siento honrado de estar frente a usted”, dijo García Linera mientras los presentes cantaban “Alerta, alerta que camina, la espada de Bolívar por América Latina”. “Les agradezco a los profesores y estudiantes de esta hermosa universidad, y a esa hermosa barra ruidosa y combativa a la que le quiero decir que me estoy anotando las canciones para llevarlas a Bolivia”, bromeó.

Elocuente, pausado al hablar y emocionado por momentos, García Linera dijo que recibía el título con humildad y en nombre de su pueblo, que era el que estaba haciendo todo esto por lo que se reconocía a su figura. “Uno no es nada. No es nada sin el agua que bebe, sin el pan que consume, sin el alimento que digiere, sin las palabras que lo contienen, la familia que le da cariño y lo educa, el barrio que lo forma, y las esperanzas y los sueños del pueblo en el que vive. El ser humano no es nada y el pueblo lo es todo. Esa es la fuente y las raíces de nuestros saberes y nuestra identidad. Y los hombres, sólo cuando nos adherimos y nos sumergimos en quienes nos han cobijado es que nos volvemos algo importante en lo que sea que hagamos; como obreros, vecinos, estudiantes, profesionales, trabajadores de todas las clases. Y yo tampoco soy nada. Por eso digo que este reconocimiento es para los hombres laboriosos y sencillos de mi patria, que tanto han sufrido y que ahora tanto están haciendo para cambiar nuestra patria, la de sus hermanos y la de todo el continente”, dijo.

Para terminar, explicó el proceso de transformación del Estado boliviano que comenzó Evo Morales al asumir la presidencia de Bolivia: “Con él, otro compañero trabajador, sencillo y sufrido, se ha vuelto poder esa mayoría de bolivianos que durante siglos quedaron marginados y excluidos de los sistemas de tomas de decisiones por su apellido, su origen, su vestimenta, su estirpe y su religión. Ese 80 por ciento de bolivianos hoy se ha vuelto poder. Al fin. Yo, que no soy indígena ni tengo nada indígena, me siento tan orgulloso de que un indígena aymara y campesino me conduzca”.

García Linera señaló tres ejes a través de los cuales Bolivia recuperó la dignidad perdida: democracia radical para tener un Estado Plurinacional que incluye a todos pero los respeta en su diversidad; soberanía a través de la recuperación de los recursos naturales y bienes públicos; y descolonialización del poder. “Todavía lo estamos construyendo. Y por eso les decimos que no nos abandonen hermanos latinoamericanos. Bolivia está dando pelea y los necesita. Confiamos en que no nos dejen solos. Confiamos en América Latina. En que cada uno siga luchando, siga esforzándose por cambiar su país, por ampliar la democracia, garantizar la soberanía y construir de cada país una hermandad, respetando la identidad de cada pueblo. Y que todos juntos hagamos una hermandad política de carácter continental. Ninguno de nosotros solos somos nada en un contexto mundial de poderes, circuitos y estructuras de dominación; pero sumados, influimos en el mundo, en su economía, en su comercio, en sus recursos naturales, en su alimentación y en la política. La salvación de cada país sólo está en la de todos nosotros. Como lo soñó el Che. Aquí estamos sus hijos y debemos pelear por este continente, que se merece un mejor destino”, concluyó ante el aplauso general y una ovación de pie que duró varios minutos.

 

Nota actualizada el 15 de octubre de 2012

No están permitidos los comentarios.