Artes Circenses UNSAM

Instituto de Artes Mauricio Kagel

El movimiento es inevitable

Estudiantes de la Diplomatura en Artes Circenses de la Universidad Nacional de San Martín presentaron en el Auditorio Carpa del Campus Miguelete una muestra con algunos de los trabajos realizados en su 2º año de Laboratorio Creativo, coordinada por Gerardo Hochman.

Descalzos a pesar del frío, 22 acróbatas electrizaron la tarde del jueves 12 con una exhibición cándida e ingeniosa, compuesta por pequeñas escenas organizadas secuencialmente, algunas en torno a misteriosas antropologías personales (miradas retrospectivas para comprender “de qué estoy hecho”), otras en base a la interpretación corporal de textos especialmente elegidos (horóscopos dominicales, poemas existencialistas, jocosos manuales para una sexualidad pequeñoburguesa y filosofía oriental de la mano de Bruce Lee, con su ya célebre “Sé como el agua, amigo mío. El agua que corre nunca se estanca, así es que hay que seguir fluyendo”) y el trabajo multidisciplinario con las distintas herramientas que da el circo.

Al inicio de la muestra, Gerardo Hochman -quien también dirige la carrera- dijo: “El objetivo de esta materia es poner a funcionar la creatividad, abordando una serie de premisas para que puedan resolver diferentes situaciones, enfoques y estilos”.

De los 17 trabajos relacionados con lo antropológico, los 17 a partir de un texto y los 4 multidisciplinarios, para esta muestra en particular quedaron seleccionados sólo algunos, por su nivel de maduración o ganas autorales de mostrarlos. “Una de las cosas que les pedimos es que compartan esta ceremonia con el público, que a veces interpreta cosas distintas y aporta elementos nuevos al proceso”.

Unos de los objetivos de la Diplomatura en Artes Circenses es brindar las herramientas técnicas y conceptuales adecuadas para que el egresado pueda desarrollar su proceso creativo no sólo desde la técnica, sino también desde una perspectiva integral de producción, montaje y puesta en escena.

En relación a la dinámica de presentación de propuestas de producción y montajes propios, Hochman explicó: “El denominador común siempre es hacer funcionar el circo: qué del vocabulario del circo, qué de los dispositivos del circo sirven para potenciar las ideas que los estudiantes traen, diferenciándolas del lenguaje del teatro o de la danza. La idea es entender cuál es la particularidad de nuestro discurso, cómo aprovechar nuestro lenguaje para comunicar y expresar lo que queremos decir”.

Estuvieron presentes en la muestra Tito Lorefice, decano de la Unidad Académica de las Artes, y Walter Cenci,  Coordinador Académico y de Investigación de la misma unidad.

Nota actualizada el 13 julio, 2012

No están permitidos los comentarios.